934 742 154 - 977 824 373 ambient@ambientservei.com
  • RSS
  • RSS

Uno de los puntos principales a la hora de acabar con una plaga es el reconocimiento previo del problema. Del mismo modo que un médico no te hace la receta hasta que no sabe cuál es el diagnóstico, con las plagas pasa lo mismo, primero tenemos que saber contra que nos enfrentamos.

Esto es clave, puesto que sin tener claro cuál es el problema concreto, el cliente tendría que invertir mucho dinero y tiempo hasta que «diera» con el problema. Hay muchas empresas que se aprovechan de la situación y en vez de garantizar al cliente el foco del problema, «van probando» y muchas veces ni siquiera son capaces de identificarlo.

En Ambiente Servicio lo tenemos claro, el primer punto es el reconocimiento del espacio para buscar qué tipo de plaga está actuando, y a partir de aquí procedemos a la erradicación buscando el medio más efectivo y adecuado en cada caso.

Muchas de las plagas pueden verse a simple vista, como el caso de las hormigas o las cucarachas, pero hay otras más complicadas de detectar a simple vista, y que en su lugar pueden identificarse por las picaduras que presentan los individuos.

Por este motivo hoy en Ambiente Servicio, venimos a daros una guía del tipo de picaduras que podéis encontraros en vuestro cuerpo y que pueden ayudaros a identificar cuál es el tipo de plaga que está afectando vuestro hogar.

Recordad que en Ambiente Servicio estamos a vuestra disposición para cualquier duda o requerimiento y que como siempre, si tenéis alguna plaga el primer paso será hacer el reconocimiento previo y así poder actuar con la eficiencia y profesionalidad que nos caracteriza.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies